Adam y el Abuelo - Mensaje para el Mundo

Adam y el Abuelo - Mensaje para el Mundo
Mi Novela Adam y el Abuelo - Mensaje para el Mundo se encuentra disponible para la compra en los Portales de todas las Librerías del Mundo. Más información en la Página de Facebook https://www.facebook.com/adamyelabuelo?ref=hl

Link a BookCrossing

"EL DESPERTAR DE MIRIAM" MI NUEVO LIBRO YA ESTÁ EN LOS PORTALES DE TODAS LAS LIBRERÍAS DEL MUNDO

"EL DESPERTAR DE MIRIAM" MI NUEVO LIBRO YA ESTÁ EN LOS PORTALES DE TODAS LAS LIBRERÍAS DEL MUNDO
EN BUBOK DE ARGENTINA ENCONTRARÁN COMENTARIOS DE LECTORES. EN ARGENTINA AL PRECIO PROMOCIONAL DE 50 PESOS ARG. (O 5 DOLARES)

Adam y el Abuelo - Mensaje para el Mundo

Adam y el Abuelo - Mensaje para el Mundo
Disponible para la venta en Mercado Libre

ARGENTINA ACCESIBLE

EL TURISMO ES PROMOTOR DE INCLUSIÓN Y GENERADOR DE INGRESOS.

Las personas que editamos este Blog trabajamos por un Sociedad más inclusiva, equitativa y digna.

Y por la implementación de la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con discapacidad en todo el territorio nacional y en el Mundo.

Súmate... Juntos/as podemos más!

Son bienvenidas tus ideas, anécdotas, sugerencias y/o comentarios.



ARGENTINA, DESTINO TURÍSTICO ACCESIBLE


A LAS PERSONAS CON BAJA VISIÓN:


PARA VER LAS LETRAS Y EL BLOG EN TAMAÑO MÁS GRANDE, PRESIONAR LAS TECLAS CTRL Y EL SIGNO MÁS (+) TANTAS VECES COMO DESEE AGRANDAR LA IMAGEN.
PARA VOLVER AL ESTADO HABITUAL, PRESIONAR LAS TECLAS CTRL Y EL SIGNO MENOS (-)

Disfrutando de la Playa

Disfrutando de la Playa
Todas las personas tienen derecho a disfrutar de los espacios y paseos, por que el Turismo es un Derecho Humano. Hagamos un Mundo Accesible!

miércoles, 4 de febrero de 2009

Empleo Decente y Remunerado y las Personas con Discapacidad

Viajessinbarrerasonline.com
Bienvenidos/as a Viajesinbarrerasonline.com

Las Personas con “discapacidad” y el acceso al Empleo decente y bien remunerado.


Autora: Silvia Mirta Valori


Es tarea de la educación concientizar acerca de que la discapacidad o la diversidad funcional es parte de la humanidad y, por lo tanto, no puede ser mal vista y combatida como si fuese un mal o un estorbo para la sociedad.

“... Discapacidad implica mucho más que problemas físicos... Reducir el abordaje y el estudio de la discapacidad a la rehabilitación médica es como confundir el problema de la mujer en la sociedad con la ginecología o encarar el problema del racismo desde la dermatología...” (1)

Partamos de concebir a la discapacidad como una forma más de vida, una diversidad más dentro de la biodiversidad, incluyendo en todos los ámbitos sociales a las personas que tienen alguna “discapacidad”, “... disolviendo rótulos que separan y definen: “normal” de “anormal”, “standard” de “especial”...” (2)

La inclusión de las personas con “discapacidad” debe iniciarse en y con la educación y continuar con el empleo, porque no puede ni debe separarse la ecuación:

“educación + empleo bien remunerado + relaciones sociales + vivienda decente + buena salud + confianza en sí mismo/a = Vida Digna”.

Además, la inserción laboral de las personas con “discapacidad” es favorable para el Estado en la medida que éste no tiene que hacerse cargo de cuestiones asistenciales. Es decir, no tiene que hacerse cargo de pagar jubilaciones y/ o pensiones, porque las personas tengan una discapacidad o porque les ocurra un accidente –por ejemplo—y no puedan continuar realizando sus actividades habituales o que se cubran otro tipo de prestaciones asistenciales (subsidios) porque las personas con “discapacidad” no accedan a un trabajo remunerado con el que logren solventar los gastos, como todas las demás personas.

De lo que sí el Estado tiene y debe hacerse cargo es de pagar a los y las asistentes personales de aquellas personas que los necesiten, porque esto posibilitará la real inclusión en la sociedad de todos y todas, sin importar el grado de limitación física y/ o sensorial.

Hoy en día no estamos en condiciones de pedirle a una persona con “discapacidad” que tiene 30 ó 40 años, y que nunca ha realizado tareas fuera de su hogar, que depende casi completamente de la asistencia familiar que vaya a buscar un trabajo o que salga y estudie. Como tampoco estamos en condiciones de decirle a una persona accidentada y que ha quedado con –por ejemplo—una hemiplejía que continúe con las actividades a que se hallaba acostumbrada, porque la rehabilitación no cumple con esta singularidad, antes bien, fomenta la dependencia y la subordinación.

Esta nueva manera de pensar y de concebir a la discapacidad tiene que formar parte de la educación y de la cultura porque así se beneficiarán más personas con “discapacidad” (y toda la sociedad, en consecuencia), logrando, en un futuro no tan lejano que todas puedan acceder al empleo o a que continúen en sus puestos –quizás realizando otro tipo de trabajo—para el caso de que tengan un accidente y el efecto les impida por alguna razón, desempeñar el anterior—.

Es esta forma de pensar y de accionar beneficiosa y es el equivalente a lo que sucede con el empleo de las mujeres. En España, --por ejemplo--, por cada cien empleos de mujeres se crean entre quince a veinticinco nuevos puestos derivados de la necesidad de guarderías, de restaurantes, de comidas rápidas, etc. Porque, si las mujeres tienen un empleo, alguien tiene que cuidar a los niños y niñas, con más frecuencia se come afuera, o se compra la comida ya preparada, etc. En el caso de las personas con “discapacidad”, resultará de manera similar, por cada cien empleos que se les otorguen se crearían otros 40 ó 50 más, al menos, ya que hará falta suprimir las barreras arquitectónicas, tornar accesibles los edificios y lugares de trabajo, en consecuencia, se necesitará de la construcción para que se realicen obras que reformen la actual arquitectura; transporte accesible y pago, no bonificado con la consecuente ganancia del sector empresarial; asistencia personal para aquellas personas con “discapacidad” que lo necesiten, y a la vez, al tener un empleo remunerado y ganar dinero, éstas comprarían más elementos de toda clase, como ser: ayudas técnicas, ropas, alimentos, viajes, viviendas, accederían a los cines, teatros, sin necesidad de que el Estado subvencione sus entradas o pasajes, por lo que, a mi entender, nos encaminaríamos hacia un Estado de igualdad y bienestar más rápidamente, sin planes sociales que hacen perder la dignidad a las personas; con nuevos puestos remunerados y fomento del empleo y de la cultura del trabajo, sin tener que estar pendiente o esperando de un Estado - Padre - Protector que suministre los bienes esenciales. Pero reitero, esto es parte de la cultura y debe formar parte de la educación, por lo que tenemos que comenzar ya a educar para un Estado de bienestar y de igualdad, y no como se ha venido haciendo hasta hoy.


Bibliografía citada:

(1) y (2) “Lo urbano y lo humano – Hábitat y discapacidad”. Silvia Aurora Coriat. Fundación Rumbos. Librería Técnica CP67 S.A. Universidad de Palermo. Madrid, 2003.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Es un inconveniente insalvable la Accesibilidad en la Argentina y en el Mundo?

Aventuras en el mar

Aventuras en el mar
Las personas con discapacidad tenemos derecho a disfrutar del Turismo Accesible por que el Turismo es un Derecho Humano